febrero 28, 2024

Crean mural junto al río para visibilizar problemática migratoria

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Durante una semana, el artista local Jorge ‘Yorch’ Pérez y el Colectivo Chopeke pintaron un mural en el lado mexicano de la franja fronteriza que separa a Juárez de El Paso, Texas, como una protesta pacífica para visibilizar el tema de la migración. La obra se hizo justo debajo del Puente Internacional Paso del Norte, muy cerca de la zona donde las personas migrantes acostumbran cruzar la frontera de manera irregular para entregarse a las autoridades migratorias de Estados Unidos; un espacio estratégico para que el mural tenga mayor visibilidad. Bajo el puente – Under the Bridge, es el nombre del mural en el que se plasmó el puente fronterizo que en un cierto punto se convierte en dos brazos que unen ambos lados de la frontera, y en el que también se observa a un hombre bracero y a una mujer obrera de la maquiladora. Yorch explicó que el mural “refleja otros tiempos de la migración”, cuando jornaleros mexicanos cruzaban hacia Estados Unidos para trabajar en el campo durante el Programa Bracero (1942-1964), y cuando llegó la industria maquiladora a la ciudad, teniendo como principal mano de obra a las mujeres.

“Hacemos alusión al tema del movimiento fronterizo y es muy importante para nosotros la colaboración que hacemos con Chopeke, pues representa esta unidad entre Juárez y El Paso”, agregó Yorch. El puente también representa este espacio físico en el que muchas familias han sido separadas por las políticas migratorias, o bien, el sitio por donde logran pasar personas en movilidad que después de mucho tiempo de espera en México, son recibidas en Estados Unidos. “Queremos visualizar el problema que no deja de afectar a las familias, de separarlas, de estas políticas que siguen estando presentes que no benefician y nunca piensan en las personas. Por eso decidimos hacer esta colaboración”, indicó Omar Ríos, del Colectivo Chopeke. Ambos explicaron que a lo largo de los días que estuvieron presentes pintando en el bordo observaron a muchas familias que cruzaban el río, una situación que se ha vuelto parte del paisaje cotidiano del lugar.  Además lamentaron la contaminación que está sufriendo el Río Bravo por las aguas negras provenientes del lado estadounidense que se están descargando en el río.