abril 22, 2024

Capacitaciones a personal de Centros de Cuidado Infantil: costosas y sin impacto real

Ciudad Juárez, Chihuahua.— El 30 de julio de 2019, el Gobierno Municipal de Juárez firmó un convenio colaborativo con el Centro de Asistencia y Servicios Tecnológicos (CAST) del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), por el servicio de capacitación al personal de los Centros de Atención y Cuidado Infantil. Dentro del acuerdo se establecía que el costo de capacitación por persona sería de mil 600 pesos y se estimaba que 930 participantes recibieran las charlas, por lo que la inversión para este programa fue de un millón 488 mil pesos. Sin embargo ,a las capacitaciones —que iniciaron en agosto del año pasado y terminaron a los dos meses— únicamente asistieron 387 personas. En total se debían impartir 30 horas de capacitación y ocho horas de evaluaciones.

“Convenio de colaboración y cooperación para la realización de actividades conjuntas encaminadas a generar la formación profesional y certificación de conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes requeridas, con la finalidad de profesionalizar el cuidado, salvaguarda y atención integral de niñas, niños y adolescentes de las personas encargadas de dicha función que colaboran en los Centros de Atención y Cuidado Infantil de esta ciudad, así como para el efectivo desempeño de labores del personal perteneciente a la Dirección de Área de Bienestar Infantil de Desarrollo General de Social del Municipio de Juárez”, se lee en el documento.

En el sexto informe de la Sindicatura, se recopila información sobre este programa de la Dirección General de Desarrollo Social, al que emitieron diversas observaciones. El 12 de febrero del presente año, la Sindicatura solicitó en el oficio SM/DAA/116/2020 los listados de asistentes, quienes eran calificados como competentes y no competentes, así como los que estaban por ser evaluados y los que no se presentaron a la misma. Con la información que recibió la sindicatura, se identificó que en la primera capacitación (EC0886) ‘Atención, cuidado y desarrollo integral de niñas y niños de 12 años de Centros de Bienestar/Atención Infantil’, participaron 157 personas de las cuales solamente 102 eran competentes. Sobre la segunda capacitación (EC0934), ‘Atención de niñas y niños y adolescentes en establecimientos de asistencia social’, se informó que únicamente acudieron 94 personas. Mientras que en la tercera (AC0435), ‘Prevención de servicios para la atención, cuidado y desarrollo integral de las niñas y niños en Centros de Atención’, 136 recibieron la capacitación pero solo 82 resultaron competentes. Es decir, que de las 387 personas capacitadas, únicamente 184 fueron clasificadas como competentes.

“El 47.5 por ciento de los participantes de los cursos son competentes, lo que al momento habla de un impacto mejor del 50 por ciento de los participantes totales”, se lee en las observaciones del informe.

Así mismo, en el boletín informativo número 038 sobre las auditorías a programas de la Sindicatura Municipal, se menciona que la Dirección General de Desarrollo Social no vigiló ni dio el correcto seguimiento para comprobar que se cumplieran las metas.

“Se estimó que podrían tomar el curso 930 ciudadanas o ciudadanos, pero realmente asistieron solo 387 personas, lo que equivale, si el costo es de mil 600 por participante, a 619 mil 200 pesos. Y no a un millón 481 mil pesos al principio estimado, por lo que existe una diferencia en el costo definido por la estimación de 868 mil 800 pesos”, declaró la Síndica Municipal, Leticia Ortega Máynez.

El convenio también estipulaba que este se terminaría en 31 de diciembre de 2019, por lo que el pago final debía realizarse ese día, pero la Sindicatura detectó que hasta el mes de marzo de 2020 no se había efectuado el pago. La Sindicatura concluyó que “el convenio no obtuvo el impacto inicialmente estimado. Además, se observa que la Dirección General de Desarrollo Social no otorga el seguimiento adecuado al convenio para que cumpla con sus metas”. Desde la perspectiva de la Síndica, Leticia Ortega Máynez, los programas sociales que no cumplen con sus objetivos significan un alto costo para la Administración Municipal, pues no se logra conocer si generaron un impacto en la población. Ortega Máynez recordó una situación similar con el Programa para el Desarrollo Empresarial de la Mujer (Prodem), de la Dirección de Centros Comunitarios, en el que se invirtieron el año pasado siete millones 531 mil 896 pesos. El objetivo era capacitar, sobre el ámbito empresarial, a 30 mujeres por curso. No obstante, la Sindicatura identificó que la asistencia rondó entre 2 y 39 personas; en algunos casos Centros Comunitarios no proporcionó los datos completos sobre esto. A pesar de haber hecho pública esta observación, este año el Municipio destinó presupuestar 10 millones de pesos al programa.

“Es un proyecto que realmente no funcionó el año pasado, tuvo muy poco alcance, fue muy caro, no se vieron beneficiadas las ciudadanas… es muy costoso para el Gobierno Municipal estar invirtiendo en proyectos que no muestran un impacto real en la ciudadanía”, puntualizó.

Es por ello que enfatizó en que los proyectos sociales deben recibir un seguimiento importante que le permita a las autoridades reconocer si son positivos para las personas y así poder darle continuidad hasta que se cumplan los objetivos.