junio 22, 2024

Cabildo pide proteger sitios arqueológicos de Samalayuca

Ciudad Juárez, Chihuahua.— Ayer el Cabildo de Juárez aprobó dos exhortos dirigidos a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que solicitan a estas autoridades tomar las medidas necesarias para proteger la zona donde se prevé instalar la mina a cielo abierto en Samalayuca. Fue la Comisión de Ecología y Protección Civil, coordinada por la regidora Laura Yanely Rodríguez Mireles, quien presentó ambos dictámenes al Ayuntamiento después de haber tenido una reunión con autoridades locales de la Semarnat, en donde se les informó sobre la autorización condicionada que otorgó esta secretaría a la empresa interesada el pasado 29 de octubre de 2018. En esa misma reunión se mencionó la opinión técnica que emitió la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) el dos de septiembre del 2019, en la que enumeran diversas razones por las que se debería reconsiderar la instalación del proyecto minero.

“Es por todo lo antes expuesto, y en virtud de que la opinión técnica al proyecto La Gloria emitida por Conanp fue con fecha posterior a la autorización otorgada por la Semarnat, que consideramos de suma importancia se tomen en cuenta estas recomendaciones y se proceda en consecuencia”, puntualizó Rodríguez Mireles.

Por su parte, el regidor José Ubaldo Solís se comprometió a subir un punto de acuerdo para que el Ayuntamiento realice una solicitud de información a la Dirección General de Minas para conocer el estado actual del proyecto. El Presidente Municipal, Armando Cabada Alvídrez, informó que, hasta el momento, el Municipio no ha recibido ninguna solicitud al respecto y que al Cabildo no le correspondería emitir alguna autorización, a menos de que se trate de una licencia de construcción en el caso de que la empresa pretenda realizar alguna edificación.

“A este día, a través de la Dirección de Desarrollo Urbano, solicitamos a la Semarnat nos informara si conoce de las recomendaciones de la Conanp y si serán tomadas en cuenta dichas recomendaciones que modifiquen o revoquen los permisos otorgados. No nos han contestado, hasta este día el oficio que mandamos no se ha contestado”, recalcó el Alcalde.

En la discusión de la propuesta se permitió la participación ciudadana de tres personas, dos de ellas originarias de Samalayuca, que explicaron las complicaciones ambientales que una mina a cielo abierto podría traer. “Vengo en representación del pueblo de Samalayuca para hacer un exhorto a la Semarnat para que no permita la operación de la mina La Gloria”, dijo María Eugenia Rivadeneyra Gómez. Además, mencionó que en el aspecto económico no se verán realmente beneficiados como lo ha prometido la empresa, puesto que los trabajos a los que podrían acceder no son bien pagados.

“Antes de ser agricultores y pobladores de Samalayuca somos seres humanos y no queremos la muerte o enfermedades a corto o largo plazo, y no se comparan los empleos de una minera a los de la agricultura. Seríamos de los primero afectados pues las tierras donde practicamos la agricultura están a solo dos kilómetros de donde se pretende instalar la mina, se vería también afectada mi economía, el sustento de mi familia, ya que juntos trabajamos de sol a sol, y la de todos mis compañeros agricultores”, expuso Ramiro Herrera Alvarado, agricultor de Ojo de la Casa.

Participación ciudadana de Ramiro Herrera Alvarado

“La Sierra de Samalayuca debe volver a ser considerada como un área prioritaria de preservación y por lo tanto, se debe de impedir su destrucción. Hacemos un llamado a las autoridades municipales que extiendan el exhorto a Semarnat como acto en pro de la comunidad. Nuestra lucha es colectiva y por el principio precautorio para evitar riesgos y peligros a nuestra salud, agua, ambiente y bienestar común, por lo tanto, decimos: ¡No al proyecto minero a cielo en Samalayuca!”, enfatizó Yizni Granados Corral, integrante del Frente Ecosocial Paso del Norte.

Sobre el segundo exhorto, dirigido al INAH, que solicita tomen las medidas necesarias para proteger los restos arqueológicos e históricos, la regidora Rodríguez Mireles comentó que en la zona hay 42 sitios arqueológicos y una veintena más en los alrededores, que consisten en más de tres mil petrograbados y pinturas rupestres. A finales del mes pasado un grupo de regidores, académicos y activistas realizaron un recorrido por Samalayuca para revisar el área, luego de recibir denuncias ciudadanas que aseguraban el inicio de trabajos previos a la instalación de la mina, como la perforación de rocas y la delimitación del suelo con líneas blancas. De acuerdo con el Presidente Seccional de Samalayuca, Javier Meléndez Cardona, dichas trazos fueron realizados por el INAH; es por esto que en el exhorto también solicitan al Instituto que confirme si realizó la delimitación y que no se trata de trabajos previos hechos por la empresa.

“Los regidores que integramos la Comisión de Ecología y Protección Civil consideramos oportuno presentar este punto de acuerdo para emitir un exhorto al INAH a través de la subdelegación Chihuahua, para que realice las acciones necesarias tendientes a la protección y conservación a los petrograbados y pinturas rupestres localizadas en Samalayuca”, dijo Rodríguez Mireles.

Participación ciudadana de Martha Valdez Martínez / Foto: Favia Lucero
En este punto de acuerdo también participó , agricultora de Samalayuca, quien mostró a los regidores un trozo de las vasijas que se han encontrado en el área. “Es importante proteger y fomentar la conciencia de protección hacia los petrograbados, depósitos de fósiles y sitios con restos y fragmentos de cerámica que nos indican cómo han vivido en esta zona árida, comunidades de personas durante muchos años”, comentó. Damián López Peña, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) e integrante del Frente Ecosocial Paso del Norte, explicó que “los petrograbados, por la asesoría que nosotros tenemos, lo que nos dicen es que estas culturas adoraban el agua y la naturaleza. De forma irónica estos mismos recursos se ven vulnerabilizados por la instalación de la mina La Gloria”.