abril 15, 2024

Andar en bicicleta, una alternativa al transporte público

Ciudad Juárez, Chihuahua.— A Lizbeth le gusta usar la bicicleta para transportarse por la ciudad porque siente una conexión con las calles por las que circula, con el sol y en general con todo el entorno por el que pedalea. Desde hace dos años, Lizbeth optó por hacer de la bicicleta su principal medio de transporte. En ella se mueve al Instituto de Arquitectura, Diseño y Arte de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), donde cursa la carrera de Diseño Industrial.

“Yo comencé a usar la bici porque me gustó físicamente una bici clásica de los setentas, fue la primer bici que utilicé y la empecé a usar para ir a la universidad. Al principio te fijas en esta cuestión del deporte que haces mientras pedaleas, pero después llega un momento más amoroso porque conoces otras partes de la ciudad, ya que no recorres las mismas calles de siempre —esto por una cuestión de seguridad— y porque puedes conectar con los demás que te rodea”, dice.

Y aunque Lizbeth reconoce que la ciudad no cuenta con la infraestructura necesaria para usar la bicicleta como medio de transporte, asegura que la seguirá usando pues también la llena el sentimiento de libertad que le da cuando comienza a rodar encima de su bici.

“La verdad la ciudad no está apta para el ciclismo, desde las calles súper deterioradas, los baches, si los carros se dañan por los baches en bici es peor, eso en cuestión de infraestructura, pero a la par también está el acoso que se sufre y la inseguridad”, lamenta Lizbeth.

También menciona que las personas que usan automóviles para transportarse no respetan a las y los ciclistas; da el ejemplo de la ciclovía que conecta algunos institutos de la UACJ en donde los guiadores estacionan sus vehículos sobre la ciclovía impidiendo la libre circulación de las bicicletas. Hoy es el Día Mundial de la Bicicleta y por ello la coordinadora del colectivo ciclista Fixiebeat y de Bici Blanca Juárez, Cynthia López de la Fuente, considera importante que la ciudadanía conozca algunas de las principales recomendaciones al momento de manejar una bicicleta.

“Yo creo que de las primeras (reglas) que debemos tomar en cuenta es la forma de conducir: conducir como un vehículo, sobre la calle y no en la banqueta y en el sentido de los vehículos porque mucha gente piensa que se debe conducir en sentido contrario a los carros para verlos, pero eso te hace más vulnerable”, dice.

Ir en sentido contrario puede poner nerviosas a las personas que conducen un vehículo y ocasionar un accidente, que sería más grave pues el impacto vendría de frente. Además, es necesario que las y los ciclistas marquen sus vueltas, usen equipo que te haga visible y de protección, así como manejar concentradas.

“Quien debe cuidarte es el automovilista, ellos son el riesgo en la calle, los que traen un auto de muchas toneladas a alta velocidad“, señala la coordinadora de Fixibeat.

Actualmente, comenta, con el cierre de gimnasios y parques por la contingencia sanitaria, las personas han optado por ejercitarse de otras formas, una de ellas es desempolvando sus bicicletas. Es necesario que antes de utilizar la bici, las personas revisen la presión de las llantas, los frenos o las lleven a un taller para una revisión a fondo y así prevenir accidentes. López de la Fuente, explica que la pandemia del COVID-19 también ha originado que los gobiernos fomenten el uso de la bicicleta como la nueva forma de transportarse pues, además de ser una opción ecológica, evita el contacto directo entre grupos grandes de personas.

“Se ha comprobado y ahorita se sigue comprando que en lugar de venir todos amontonados en el transporte público, pues la gente viene dándose espacio en la bicicleta y al mismo tiempo no están contaminando y estás haciendo ejercicio; el COVID está ligado al sistema inmunológico y andar en bicicleta fortalece tu sistema inmunológico”, declara.

Por ello, opina que el gobierno estatal y municipal deberían comenzar a tomar en cuenta este medio de transporte que carece de infraestructura adecuada en la ciudad, y la poca que existe se encuentra en malas condiciones.

“Una infraestructura mal hecha o que no le dan mantenimiento puede ser más peligrosa aún porque la gente se confía y no está así de segura. Va más allá de hacer las ciclovías, es hacerlas bien, darles seguimiento… ninguna administración nunca se ha comprometido de verdad con la movilidad urbana sostenible, no han apoyado nunca el Plan de Movilidad Ciclista que hay”, puntualiza.

A Lizbeth le gustaría invitar a las personas a que se animen a “rodar”, sin embargo reconoce que las condiciones de infraestructura y seguridad en la ciudad para hacerlo no son las mejores. Aun así, ella seguirá pedaleando de forma segura por las calles de esta frontera. Sobre el Día Mundial de la Bicicleta, López de la Fuente cuenta que originalmente se celebraba el 19 de abril, pero desde el 2018 la Organización de las Naciones Unidas  (ONU) declaró como el día oficial el 3 de junio.